Siguiendo el camino de la vida

118

Esta mañana tras levantarme me sentí muy inspirada, motivo por el cual no quiero dejar pasar la oportunidad de ofrecer a todas aquellas personas que siempre han estado a mi lado y me han ofrecido su apoyo de manera incondicional, por que es a través de ellos que he podido conocer la cara positiva de la vida, donde no hay miedo al fracaso, o miedo al futuro, ya que sé que siempre podré encontrar cobijo entre los brazos de mis buenos amigos, quienes siempre estarán ahí para mi.

Por que un amigo de verdad es aquel que no se mueve por sus propios intereses, si no que pase lo que pase, te ofrece su apoyo y su compañía, sobre todo a lo largo de esos momentos complicados en los que sufrimos por amor y necesitamos una palabra de apoyo y consuelo.

¿Alguna vez te has sentido solo?, ¿alguna vez has echado de menos a un buen amigo en un momento de oscuridad?, por que es entonces cuando podrás comprender la necesidad de una amistad verdadera, de esas que te llegan a lo más profundo de tu corazón y te hacen saber que, pase lo que pase en el futuro, nunca estarás solo.

Todas aquellas personas que han sabido ofrecerme su compañía sin necesidad de que emita una palabras a través de mi boca son las que de verdad comprenden mi alma y las que de verdad me ofrecen una amistad sincera, por las que siento una amistad eterna que no será jamás destruida por nada.

Gracias por haberme dado todo a cambio de nada: ha llegado el momento en el que os ofrezca todo lo mejor de mi para que podáis comprender lo feliz que me siento por vuestra amistad, sois muy especiales.

Os quiero con todo mi corazón, gracias.