Sin ti no se vivir

sin-ti-no-se-vivir

Es que no me canso de decírtelo una y otra vez, hasta por escrito en esta ocasión. Sin ti, no se vivir. Ni lo sé ni lo quiero hacer, la verdad. Porque te amo, te quiero, te adoro y tú a veces te vas y pareces despreocupada. Me duele, porque no quiero molestarte ni comprometerte, quiero que sepas de mi porque te sale del corazón, porque quieres hacerlo y no por obligación o compromiso. Siempre dejaré que hagas lo que quieras, tu vida, porque eres una persona espectacular que no merece menos. Dios te bendecirá y mi amor te acompaña siempre.

Sin ti no se vivir, por eso te pido una oportunidad, que me mires a los ojos y me digas de corazón que no me quieres, porque no te creo. No creo que lo que estoy sintiendo por ti sea en balde, sea un sentimiento no correspondido y que alguien que te ama como yo no obtenga el mismo sentimiento de vuelta. El amor es lo que más me gusta de ti y tu calidez, también esa magnífica forma de ser que deja a todos embobados. Porque creo que es cierto lo que se dice de que el amor provoca que la realidad sea siempre mejor que los propios sueños.

Porque no puedo vivir sin ti. No puedo comer por ahí, hablar, sonreír o ver películas. Incluso cuando estoy rodeado de mis amigos o familiares pienso en ti, porque me siento vacío aunque esté rodeado de gente. Me da igual leer libros, jugar a la consola, ir al cine o salir de fiesta. No necesito nuevas amistades ni nuevos líos, te necesito a ti. No se vivir sin ti y te quiero para todo, la verdad.

Me duele en el alma verte partir, como cuando ves que tu equipaje se pierde entre la niebla para un largo viaje. Yo me siento como que me desplomo y caigo en picado de la nube en la que me encontraba. Por favor, cambia de parecer porque nadie te amará tanto como te amo yo. No se vivir sin ti, amor mío. Te quiero.