Tarjetas de amistad para un amigo, amigo o persona amada

La amistad es tan buena, tan perfecta y tan conocida en los humanos que a veces sorprende. Porque se dice que un amigo es esa familia elegida, escogida por nosotros mismos a lo largo del tiempo y de las decisiones. Nadie como un amigo para estar a tu lado tanto en los buenos como en los malos momentos. Si estás feliz y orgullo de los amigos que tienes, aprovecha y envía estas tarjetas de amistad para un amigo, amiga o persona amada que seguro, les encantará. Hay que ser detallista y no solo con nuestra pareja, sino también con los amigos del alma.

Tarjetas para mi mejor amiga

Eres la mejor amiga que podría haber elegido en la vida. Porque los amigos, como seguro ya habrás oído, son esa familia que elegimos voluntariamente, que están ahí porque queremos que están y más importante, porque quieren estar. Tú has elegido apoyarme, acompañare en esta vida de alegrías y penurias, de subidas y de bajadas. Tú has estado ahí en todo momento, dándome la mano, echándome una mirada, levantándome la voz o incluso abrazándome cuando no lo merecía.
He aprendido tanto de ti y disfruto aún cada día que paso a tu lado en tal cantidad que… es que no me imagino una vida sin amigos como tú, sin ti en mis días. Eres una amiga de los pies a la cabeza, de esas que sólo se cuentan con los dedos de las manos y quería que lo supieses. Gracias por tanto amor y por tantos valores de amigas, vales oro, nunca lo olvides.

Tarjetas para mis padres

Quiero abrazaros tanto a veces, quiero deciros tantas cosas, quiero agradeceros todo lo que hacéis, habéis hecho y haréis por mí que… a veces me bloqueo y no sé ni por dónde empezar. He decidido dejar de lado la vergüenza y mandaros estas tarjetas de amor para vosotros, para mis padres, para los que me han traído al mundo y no les ha bastado con eso, sino que se han obcecado en hacerme una mejor persona, en formarme y en darme amor y cariño constante.

Mi vida sin vosotros no sé cómo sería, pero mejor, imposible. Porque me lo habéis dado todo de forma consciente. Me habéis hecho saber distinguir entre el bien y el mal, entre lo que es ganarse algo y lo que no, entre lo que es merecer o despreciar, entre lo que es amar y lo que es odiar. Todo a vuestro alrededor es amor, compasión y diversión. Os quiero mucho y que sepáis que habéis hecho de mi vida un mundo feliz lleno de armonía, paz y felicidad.

Una amistad es quizás más importante que el amor, porque siempre va a estar ahí, a pesar de los obstáculos, a pesar de las ideas, a pesar de los gustos. Un amigo es lo más valioso en la vida así que cuídalo y usa estas tarjetas de amistad para hacerle ver a esa persona amada, que te importa mucho.