Te quiero, amiga

Mi muy querida mejor amiga.

Te echo de menos, mucho de menos. Menos mal que pronto podremos estar juntas tras todo este tiempo que hemos tenido que estar separadas por el tiempo. Lo cierto es que ha sido muy raro no poder contar contigo, ver que podía mandarte un mensaje cuando algo me pasaba o si, llegada la noche, no podía llamarte. Pero ya ha pasado y pronto vamos a pasar más tiempo juntas. ¡Qué ilusión tengo! ¡Qué ganas!

Y ahora que vamos a retomar nuestro tiempo juntas, nuestra maravillosa relación de amistad quiero decirte algo que sé que sabes, pero también que no pasa nada por que lo vuelvas a saber: te quiero un montón. Eres la mejor persona que he tenido la felicidad de conocer, la suerte de que hayas pasado por mi vida y ahora nuestra amistad es mucho más fuerte que antes, algo que siempre tendremos la una para la otra es esta sabiduría y esta alegría de saber que, pase lo que pase, somos como hermanas.

Me encanta poder saber que siempre tendré una hermana elegida por mí, alguien a quién querer a cada momento de mi vida. Ya que bendigo el día en que nos conocimos. Qué alegría volver a abrazarte, amiga mía, ¡tengo tanto que contarte! No sabes lo que ha pasado, ya que prefiero contártelo estando los dos presentes y que sepas que, ya verás lo divertido que va a ser en cada momento. Tengo preparada tu vuelta, cada momento del día, cada instante juntas. ¡Nos lo vamos a pasar genial! Nunca había echado tanto de menos estar con alguien, así que prepárate para pasar un buen rato juntas con nuestros amigos. Y no te vayas más, mi pobre corazón no lo soportaría. El gran regalo que me hizo la vida, es tenerte en ella.