Te quiero dar un beso

En mis palabras de hoy quiero contarte un secreto, así que estate atento:

 

Hay confesiones que se pueden decir a la cara, yo contigo lo he intentado alguna vez, pero mi cabeza y mi boca no se conectan cuando quiero sincerarme contigo, pues estar a tu lado, me duela o no, es intimidante, algo que me da miedo y me reconforta a la vez, es como un sinfín de emociones, una montaña rusa que mi corazón está a punto de poder aguantar. Sé que no quieres oír un montón de cosas que no tienen mucho que ver contigo, hasta este momento, ya que quizás después sí que tengan que ver con nosotros. Con nuestra relación, con todo lo que un día seremos si tu me llegas a abrir el corazón.

Creo que ya sabes a qué me refiero cuando te escribo esta carta, llegados a este punto para ti no será una sorpresa que te diga que m he enamorado de ti, que desde hace tiempo lo único que quiero es estar contigo, pasar el tiempo juntos y que no solo seamos amigos, sino también dar un paso más.

No sé ‘cómo decirte a la cara, cómo decirte de verdad todo lo que siento, lo que ha cambiado mi  vida desde que te conocí y desde que todo es nuevo y brillante a tu lado. Y uno de mis mayores deseos no es otro que besarte, quiero  besarte más que nada en el mundo. Necesito que sepas lo que deseo y que me correspondas, así que te escribo esta carta porque no puedo dejar de hacerlo, no tengo otra manera de hacértelo saber. Mis palabras salen de mi corazón, te lo prometo, solo espero que puedas corresponder a ellas y darme una respuesta que a mí me gustaría. ¿Lo harás?