Toda una eternidad

305

La vida es una experiencia que se acorta a cada día,

de la que poco a poco vemos menguar su alegría.

Sin embargo, cuando el amor llama a tu puerta,

no puedes más que recibirle con la mano abierta.

Me gustaría poder tener toda la eternidad,

para demostrarte que te quiero una barbaridad,

que eres la mujer más bella, mi otra mitad,

a la que quiero proteger de cualquier calamidad.

¿Me darás la oportunidad de demostrarte,

todo lo que mi alma quiere entregarte?,

¿O es que acaso tan malvada eres,

que me harás esta noche suplicarte?.

Quisiera poder vivir más de cien años,

para poder pasarlos a tu lado, sin condiciones,

y vivir entregados a esa pasión sin límites,

que noches como hoy comparten nuestros corazones.