Tu eres todo para mi

tu-eres-todo-para-mi

Eres con lo que me toqué en mi camino, eres lo que encontré en mi vida, en el centro de mi vista. Apareciste y fuiste como un huracán, como un tornado, ya que todo a mi alrededor cambió de manera automática.

Lo eres todo para mí, como bien dice el título. Y es que te elegí a ti porque eres la persona que verdaderamente me hace feliz, que no me cuesta nada amar y que me hace sonreír sin necesidad de fingir en ningún momento. Eres la luz de mi vida cariño, la persona a la que tengo en mi mente siempre, a diario y hasta en los sueños.

Lo eres todo para mí, porque eres aquella persona por la que arriesgué todo para decirte lo que sentía en ese momento y lo que siento a día de hoy, algo aún mayor. No me importó tener que arriesgarlo todo en ese momento y tampoco me importa ahora escribir estas palabras que salen directas de mi corazón, porque me haces sentir como si fuese la última noche de mi vida. Siempre hay amor, siempre hay pasión. Me golpeaste como un meteorito, de repente, sin predecirlo y con una fuerza y una velocidad de impacto que cayó directamente en mi alma, rompiendo la barrera y las murallas que había sobre mi corazón.

Siente mi devoción por ti. Eres con la que pienso todo el día, porque siempre me pregunto dónde estarás, que estás haciendo y que por favor no me dejes ir. Me muero de celos como nunca cuando te miran, cuando te hablan, cuando te tocan. Pero celos buenos, no obsesivamente por Dios. Eres esa persona por la que seguiría viviendo aún cuando el mundo diese pena. Prefiero quedarme en tu cautiverio que vivir libre en un mundo en el que no esté el mismo aire que tú respiras. Mi corazón es tuyo, te pertenece, de nadie más. Te amo como nunca y por eso quería que leyeses lo que sale de mi interior y que es 100% real.

Te adoro mi vida y lo eres todo para mí. Jamás lo olvides, un beso de amor.