Tu ternura

113

Hay momentos en la vida que parecen escritos para siempre recordar,

instantes tan repletos de belleza, que en tu mente se han de grabar.

Un claro ejemplo es la primera vez que nos tenemos que enamorar,

para que de la vida como nunca, podamos disfrutar.

Llegaste a mi vida prácticamente sin avisar,

por lo que me gustaría poderte, para siempre, conservar,

esta lucha es por un amor que quiero disfrutar

por que para el resto de mi vida a tu lado quiero estar.

¿Podrás comprender que nunca a otra mujer podré amar?

¿que hasta lo más profundo de mi has conseguido llegar?

Toma mi mano esta tarde soleada y déjate llevar,

por que a mi lado, conseguirás la más pura felicidad.