Un corazón roto

Hoy tengo que publicar una cosa: tengo el corazón roto.

Hoy soy una persona rota en dos, ya que mi amor ha resultado mal, ha resultado doloroso, pues yo lo di todo, en todo momento, intenté que todo fuera maravilloso, el resultado del amor más maravilloso que jamás creí que podríamos tener. Sin embargo, ha ocurrido una cosa: me ha dejado y no sé la razón, no entiendo porque me hace llorar, las razones que me hacen pensar en que nada en el mundo le hará cambiar de opinión, pero es así. Yo  le quise tanto y él me dejó tirada, sin pensar, sin hacer nada ¿qué ha pasado? Yo  no lo sé, solo puedo  contar mi triste historia y no saber qué pasó para que todo acabara así.

Tengo tantas lágrimas en los ojos, tan poca paciencia, tan poco de todo sin él a mi lado. No sabía qué se sentía un corazón roto, no sabía el dolor que se siente, pero ahora sí y no se lo quiero desear a nadie. No quiero  volver a amar a alguien que me haga daño, pero tampoco sé si mi corazón se podrá recobrar tanto como para poder confiar en alguien de nuevo, ¿hay manera de poder hacerlo? No lo sé. Mi corazón me dice: aléjate, vete, no lo pienses más, nadie te querrá como para no hacerte daño, nadie. Y no sé qué debo hacer. Me duele el alma, me duele el cuerpo y solo puedo llorar, no quiero que me lo hagan más Así que mi corazón y yo vamos a descansar por un tiempo, sin amar mucho más, pero con la esperanza de que nunca más me vuelvan a querer de una manera tan deshonesta pues el amor no es así, el amor es mejor. Y yo no lo he podido tener.