Un ramo de flores rojas

132

No hay mayor símbolo entre enamorados que compartir un ramo de flores rojas,

tan perfumadas, que ponen nombre y apellidos a todas las paradojas.

¿Quien será el afortunado, por el que cada día tus mejillas sonrojas?,

se que en tu mirada, escondes más de mil mariposas.

Quiero saber el secreto que se esconde en tu mirada,

conmigo, jamás te sentirás decepcionada,

tan solo necesitaré de una palabra, la más sincera,

para estar a tu lado el resto de mi vida entera.

¿Te atreverás a dar este paseo de mi mano?

¿A hacer mi corazón, el más afortunado?

¿y de mi el hombre sobre la tierra, más enamorado?

Tienes azúcar en tus labios, algo que jamás será olvidado,

por que el resto de los días de mi vida quiero estar a tu lado,

y disfrutar como si fuera lo más sagrado.