Un recuerdo que duele

120

Cuando el amor te daña en tu alma se clava como un puñal,

sangras a través de lágrimas de tristeza, esa es la más grande señal.

Llegaste como el sol llega los días de primavera, repleta de timidez,

e incapaz soy de olvidarte, desde aquella primera vez.

Cuan grande fue mi alegría al poder tenerte entre mis brazos por siempre,

recorrer tus manos, perderme en tu pelo, hasta llegar a tu vientre,

detalles que han conseguido arrebatarme por completo mi corazón,

por que por ti, mi amada, sé que perdí por completo la razón.

Deja que te cante esta triste canción,

en la que hablo y cuento de que manera terminó nuestro amor.

Un recuerdo que todavía me pesa, y me parte el corazón.