Ya no te quiero

ya_no_te_quiero.jpg

 

Es que ya no siento lo mismo… y tampoco quiero que insistas. No me he sabido explicar con claridad quizás y no quiero que pienses que soy el árbol en tu camino, ése árbol que está toda la vida parado en un sitio y con el que te chocas, haciéndote frenar también y pararte, parar el camino, tu destino, tu día a día. Tú no lo has sido para mi y no quiero que pienses que es todo culpa tuya o que cojas determinados complejos porque no es así. Para nada es un problema físico, para nada es un problema que tú tengas, el problema soy yo. Y es que ya no te quiero, por duro que suene, es la verdad.

No puedo seguir mintiéndote a ti o mintiéndome a mi misma. Porque sería injusto y porque seguir intentándolo sería algo más que injusto, sería alargar la agonía. He estado forzándome a seguir al pie del cañón, a seguir escribiéndote, hablándote, besándote y a hacer todo contigo. Pero al final ha llegado el punto en el que no puedo más y no debo seguir intentándolo. A pesar de tener muchas cosas en común y de haber disfrutado de muchos momentos juntos, también tenemos muchas incompatibilidades y discrepamos en cosas que, creo, son importantes.  Al fin y al cabo nos hemos conocido y hemos compartido muchas cosas geniales, pero la vida al final es otra cosa y cuando se quiere una relación seria, hay que estar seguros.

Tú eres de una forma y yo de otra, y simplemente es eso. Con el paso de los días, de las conversaciones y de las preguntas, me he dado cuenta de que no todo era tan perfecto como pensaba y que quizás, no estamos destinados a ser novios, a estar juntos toda la vida. Y no pasa nada, porque esto es una puerta que se cierra para abrir muchas otras. Estoy convencida de que llegará a tu vida esa persona que necesitas, esa persona que te motivará, que te ayudará a salir adelante y que te dará el amor que yo no he sido capaz de darte. Te lo mereces, y lo siento de verdad. Pero ya no te quiero.