Feliz cumpleaños mi esposa

Feliz cumpleaños a esa pequeña persona que me hace tan feliz desde el primer día en que la vi. No quepo en mi de felicidad, de verdad que no lo hago. Porque estar a tu lado es como estar sobre un jardín de rosas constantemente, cómodo, cálido y fresco. Todo huele bien, todo tiene color esperanza, todo es felicidad, alegría y superación. Contigo, los días son muy sencillos y es de lo que más se puede valorar en una relación. Eres mi esposa, mi amante, mi compañera de vida, mi todo.

Aún recuerdo, con menos años claro, cuando cogía una flor y hacía lo típico de ir quitando pétalo tras pétalo diciendo en alto…¿me quiere o no me quiere? ¿Me quiere o…no me quiere? Quién me diría a mi que acabarías siendo mi esposa… quién. Desde entonces ha llovido mucho, y he visto esta foto con esta rosa y me has venido directa a la cabeza, aunque eso es algo  muy común también tengo que decirte. Todo me recuerda a ti, todo eres tú, los olores, los recuerdos, las canciones, los sonidos, las películas, los paisajes, los lugares… todo. Te quiero y no quiero que sufras nunca, por eso espero estar haciendo de tu vida algo mejor.

Han sido tantos los momentos compartidos que a veces se nos olvidan algunos que en su momento fueron importantes. Nuestro primer café, nuestras primeras risas, nuestros primeros mensajes por móvil para quedar o nuestro primer beso. Cómo olvidar esos nervios que me reconcomían por dentro y que hacían que hasta quisiese echarme atrás en muchas ocasiones. No eres consciente del miedo que tenía a verte, a no gustarte, a decepcionarte. Gracias a Dios el tiempo hice que madurase, que quedando poco a poco ganase la confianza que necesitaba y la confianza que al fin y al cabo, tengo que trasladarte.

Espero que sientas lo mismo que siento yo por ti, porque eres la mejor esposa que puede existir y no quiero otra cosa que tu felicidad, tanto en días como hoy que es tu cumpleaños, como en cualquier otro día. Te quiero amor, feliz cumpleaños esposa.