Abro mi corazón con los ojos cerrados

102

A lo largo de toda mi vida, he podido encontrar a personas que me han ayudado a ser feliz de manera puntual, que me han demostrado que son muchos los motivos por los que vale la pena seguir siempre hacia adelante, sin miedo al futuro.

Sin embargo, si hay una persona que desde que hizo su aparición en mi vida, no ha echo más que ayudarme a mejorar cada día, esa eres tú. Todas las palabras que aparecen en esta carta tan sincera, no tan solo una pequeña muestra de todo lo que tengo guardado en mi corazón para ti.

Por que siempre he tenido miedo de abrir mi corazón, de dar una segunda oportunidad, por que cuando alguien te hace daño de verdad, quedan cicatrices eternas que jamás se borrarán, y que te recuerdan que algún momento, durante el pasado, alguien a quien querías mucho lastimó tu corazón.

Pero de los errores siempre hay que sacar una parte positiva de la que aprender, por eso, quiero que sepas que hoy, no tengo ningún miedo de volver a sentir: estoy completamente preparado para volver a sacar mi parte más inocente, y disfrutar del amor como si nunca mu hubiera enamorado antes.

Hay que aprender a apreciar a aquellas personas que llegan a tu vida con la única esperanza de hacer el bien, por que tú, mi ángel, mi amor, me has aportado con tan solo unas palabras mucho más de lo que jamás podrás llegar a imaginar.

Todo lo que te digo a lo largo de esta carta, es tan solo un pequeño detalle, una manera sencilla de dar las gracias por aparecer de esta manera, coger mi corazón, y cuidarlo entre tus preciosas manos con la flor más delicada del jardín.

Espero que siempre pueda verte sonreír a mi lado.