Dime que no

phpthumb

 

El amor se dice a veces que está en las pequeñas cosas. En los pequeños detalles se encuentra el amor una, en esos momentos de disfrutar de cosas simples, que a priori no parecen significar mucho para algunas personas pero que para ti lo son todo. Y te digo esto por una simple razón, porque también necesito que me digas que no veces.

 

Dime que no cuando algo te moleste,

Dime que no cuando sientas que hago algo mal,

Dime que no cuando no quieras mis abrazos,

Dime que no cuando no quieras mis susurros, mis caricias,

Dime que no cuando me pase de frenada,

 

Dime que no, porque el amor se basa en eso. En saber decir que sí cuando queremos afirmar algo, pero también en decir que no y hacernos crecer. Porque esa es la forma en la que una relación madura, en la que una relación crece, se expande, se hace aún más fuerte, grande y se hace real.

Porque no es real, no es verdadera, no es amor del bueno cuando una pareja simplemente se dedica a decirse cosas bonitas aún cuando se trata de mentiras. No necesito mentiras, necesito que me digas que no si hago algo mal, para corregirlo y no volver a hacerlo. Te quiero mucho, pero de verdad que necesito que me digas que no.

Porque mi amor por ti cada día es más grande, cada día está más arriba pero también cuanto más arriba mayor es la caída. Por eso a veces siento miedo, me da cosa perderte o hacer cualquier cosa que pueda ofenderte y que haga que todo se derrumbe cual castillo de naipes. Espero de corazón que nunca pase eso, porque sinceramente ,me moriría. Estoy en una fase en la que todo lo que pienso, todo lo que hago te rodea, es sobre ti. Me levanto, me acuesto y hago todo pensando en ti. Gracias por todo el cariño, por todas las cosas bonitas, por todo lo precioso que haces sobre mi, pero por favor, te ruego también que me digas que no. Un besito.