Mi primer amor: el único

137

Enamorarse es un sentimiento maravilloso, nos hace sentir repletos de energía, tal y como si volviéramos a nacer, por que lo único que importa es poder disfrutar de la sonrisa de la otra persona a nuestro lado, para ver como brilla y nos guía en nuestro camino siendo la luz en la oscuridad.

Hoy, me gustaría dedicar todas estas bonitas palabras de amor a quien ha sido mi eterno compañero, mi único amor, la persona que es la dueña de mi corazón y a la que siempre le deberé los mejores momentos y recuerdos de mi vida, que jamás seré capaz de olvidar por que se encuentran grabados a juego en lo más profundo de mi memoria y mi corazón.

Desde nuestro primer beso, incluso desde nuestra primera mirada, comprendí que había encontrado la aguja en el pajar, aquella cantidad de maravillas que jamás imaginé poder manifestarse en la vida real, y menos en un compañero tan perfecto e ideal como lo eres tú.

Cada día que paso a tu lado comprendo que lo único que necesito para poder alcanzar la verdadera felicidad es tenerte a mi lado, por que cantando conmigo, no importa que sea bajo los rayos de sol o sobre la lluvia, me convertiré en la persona más feliz sobre la faz de la tierra.

El amor es algo tan simple y complicado a la vez, que no quiero perder la oportunidad de unirme a ti para siempre, todos y cada uno de los días de mi vida, entregándote mi corazón de la manera más pura que existe.

Estas palabras son para mostrarte mi más sincero agradecimiento: gracias de mil maneras.

Jamás olvides que te he entregado mi corazón, y debes cuidarlo con el cariño que se merece.

Te amo, y me gustaría estar para siempre a tu lado.