Una nueva oportunidad de ser feliz

109

Cuando el amor verdadero llama a tu puerta, ¿qué puedes hacer más que responder a la llamada y enamorarte locamente?, y es que este tipo de sentimientos valen la pena ser vividos por lo menos a lo largo de una vez en la vida, por que nos ayudan a aprender mucho acerca de nuestra verdadera esencia, y todo lo que somos en realidad.

Sin embargo, el amor de verdad, ese que se clava en lo más hondo de tu corazón, puede hacernos felices, de la misma manera que nos puede dejar completamente destrozados. Y es que cuando estamos enamorados, cuando hemos entregado todo lo mejor de nuestra alma, es cuando somos más vulnerables, y cuando es más sencillo lastimarnos.

De esta manera hay que aprender a rodearnos de personas que puedan compartir su energía positiva, todo lo que nos ayude a ser felices, ya que al fin y al cabo es una de nuestra principales metas.

A lo largo de toda mi vida he podido encontrar a personas muy interesantes que me han aportado mucho, que me han llegado a lo más hondo y que me han ayudado a comprender que por mucho dolor que hayamos vivido en el pasado, siempre habrá esperanza para el futuro, por lo que no debemos de tirar la toalla y abandonar nuestros sueños.

Cuando te conocí había algo en mi interior que me decía que había algo muy especial en lo más hondo de tu mirada. Ahora que llevo unas semanas a tu lado, sé que es tu esencia, toda tu energía, saliendo a través de tu mirada y llenando el corazón de las personas con las que te cruzas.

Quiero darte las gracias por llegar a mi vida de esta manera, y darme todo lo mejor de ti.

Te quiero con todo mi corazón.