En tus manos

hqdefault

 

Todo lo que necesito es estar siempre junto a ti. Eso reza el título de la foto y eso rezo yo contigo cada día. Que permanezcas a mi lado contra viento y marea, que me tengas en tus manos siempre. Porque estar en tus manos me da seguridad, me hace sentir una persona especial, me hace sentir una protección, una emoción y unas sensaciones únicas e indescriptibles.  Desde que estoy en tus manos, ir al trabajo, estudiar, hacer cualquier tipo de compromiso me resulta complicado porque mi mente no está en donde tiene que estar. Mi mente está en ti, dándole al coco constantemente pensando en ti.

Cuando me levanto, cuando me acuesto, cuando sueño, cuando tengo pesadillas… siempre estoy en tus manos, porque hasta en las pesadillas apareces para salvarme y para dejarme apoyarme en ti, apoyarme en el amor que tan grande es y que tanto profeso por ti.

Estoy como en una nube, volando, flotando, en un estado de relajación a veces que me hace levitar. En otras muchas ocasiones paso de esa relajación a un éxtasis de lo más absoluto y todo debido a ti. Porque lo eres todo y eres nada. Eres mi amanecer, mi noche, mi alegría y todas mis tristezas, eres mis subidas y mis bajadas. No sé ya ni cómo calificar todo lo que siento por ti, pero sí que sé que estoy segura de una cosa… de que te quiero, con todo mi alma y de que cuando me pongo a pensar que estoy en tus manos…ya no siento miedo alguno. Ahora siento orgullo, satisfacción y alegría.  Cuántas lágrimas derramadas de felicidad, cuantos besos, cuantos abrazos, cuantas risas, cuantas anécdotas a tu lado… Son tantos los momentos a tu lado que ya algunos se me olvidan porque cada día mejoramos y vivimos nuevos y mejores. Pero lo que cuenta es que las sensaciones siempre son las mismas, la mejor posible, el sentir el amor en estado puro. No cambiaría por nada del mundo todo lo que siento a tu lado. Esos nervios, ese cosquilleo… uf, qué placer estar en tus manos.