Yo lo pido

yo-lo-pido

 

 

 

Yo lo pido, lo pido al viento, lo pido a la vida, lo pido a Dios, lo pido a mi mente, lo pido a todo el mundo. Pido encontrar por fin a esa persona que me ame y que me haga ver la vida como el preciso momento que tanto ansiabas. Necesito a esa persona que con mirarle a los ojos, pueda sentir un atardecer en Café del Mar con la música relajante de fondo. Necesito a esa persona que me haga vibrar como las cuerdas de una guitarra bien afinada sonando al son del viento, al son de la música relajante, al son del chill out.

Yo lo pido, porque puedo y porque quiero. Porque a veces en esta vida también tenemos que pensar en nosotros mismos y esta cartas es un conjunto de mensajes bonitos para mi misma y para vosotros, para que os toméis la vida como lo que es, vuestra propia aventura. Porque podéis pedir al amor  de vuestra vida o tratar de encontrarlo sin tener que conformaros con algo que no os llena, simplemente por prejuicios o reclamos sociales.

Porque nos tenemos que cuidar a nosotros mismos, porque primero tenemos que ver por nosotros, saber valorarnos, reconocer los errores, críticas siempre constructivas y crecer, crecer con ello. Porque queriéndonos, podremos ser queridos. Porque amando a nuestra personalidad, a nuestro propio ser, entonces y sólo entonces podremos ser amados.

Me apetece encontrar a esa persona con la que me iría a andar por la montaña una fría tarde de enero o a comer un helado el día más caluroso del mes de julio. Una persona que me quiera, a la que yo quiera y con la que pueda compartir desde los momentos más perfectos e ideales hasta los más vergonzosos y aberrantes. Yo lo pido, porque quiero y porque me gusta hacerlo.

Yo lo pido, y eso que pido es simplemente el amor. Encontrar a el que me quiera, al que me escuche, al que me bese. No puedo esperar más a verte, a conocerte y a saber que tú eres yo y que yo, soy tú.