Con manos vacías

Envío este mensaje de amor para que sepas y tengas presente en todo momento lo mucho que yo te amo, hice todo lo que estaba a mi alcance para que seas feliz conmigo, pero imagino que no fue suficiente; la verdad es que no entiendo cómo es que me gané tu corazón -como me dijiste- y en un abrir y cerrar de ojos estuviste en otros brazos y yo me quedé con manos vacías.

Dicen por allí que no debemos aferrarnos a una persona, sino que lo mejor es buscar la felicidad en nosotros mismos, pero me es muy difícil encontrar la manera de sonreír lejos de ti. Hiciste que conociera el verdadero significado del amor, alegraste todos y cada uno de los días desde el momento en el que apareciste en mi vida, me prometiste cosas con las que siempre soñé y que pensé iba a cumplir junto a ti, pero al fin y al cabo todo quedó en simples palabras y hechos que no fueron trascendentales para ti ya que no le diste la importancia que yo le daba.

Hoy tengo que quedarme con manos vacías, hoy tengo que decirle adiós a mi felicidad, hoy tengo que dejarte ir aunque me duela en lo más profundo del corazón. Recuerda que nunca olvidaré lo que entre nosotros pasó, siempre estará en mi mente los bonitos momentos que pasamos pero que eso no significa que te esperaré porque tomaste una decisión que respeto y quiero que tú también lo hagas; quizá sea un error, no lo sé, pero así no soñaré con volver a tenerte entre mis brazos y, en otro lado, podré buscar la felicidad que me arrebataste.

Mirar hacia adelante es lo que haré de ahora en adelante, dejaré que quedes como un bonito recuerdo de lo que alguna vez fue y ya no volverá. Poco a poco lograré volver a ser feliz y espero que tú no pierdas la sonrisa que alguna vez logró cautivarme. Estás en lo correcto si piensas que esto es un adiós porque con el amor no se juega, es hora que aprendas eso.