El mundo a tus pies

129

De entre todas las personas que se han cruzado conmigo a lo largo de toda mi vida, tan solo hay algunas que han conseguido dejar una verdadera huella que jamás ni el propio paso del tiempo, será capaz de borrar.

Amigos, amantes, amores fugaces y familiares, los cuáles forman parte de todos aquellos recuerdos dulces que siempre estarán en el fondo de mi corazón, esperando a que la bondad y la esperanza se apodere de sus vidas.

Desde aquí me gustaría poder enviar un gran abrazo sincero a todas aquellas personas que de alguna manera, me han ayudado a llegar hasta donde estoy, no importa el donde, el como o el cuando, ellos siempre vivirán eternamente en mis recuerdos, donde hay un lugar muy especial para ellos.

Decir que gracias a todos ellos tengo el mundo a mis pies, quizá es exagerar, pero sin embargo, ellos tienen gran parte de que no haya perdido la esperanza, ni el miedo, de seguir buscando mi lugar en el mundo, mis metas, sin perder el miedo por conseguir mis grandes sueños.

A vuestro lado, esta vida es un camino que no tengo miedo de recorrer, por que sé que en cualquier momento, podría volver a vuestro lado, para que podáis cuidar de mi, dejarme aprender de vuestros errores, y escuchar todos los consejos que tenéis que darme.

Después de todo, vosotros formáis ya parte de mi, por que no hay manera de borrar la gran huella que habeís dejado en lo más hondo de mi alma.

Sois un tesoro que tan solo aparece a lo largo de una vez en la vida, por ese motivo, aunque en la actualidad no esté a vuestro lado, lo único que quiero es poder compartir mi felicidad, mis ganas de continuar y seguir hacia adelante, sin miedo, y con paso seguro.

Gracias de corazón.