Eres mi ángel de la guarda

211

Como de una casualidad que el destino hubiera escrito para nosotros, estuviste a mi lado aquel día en el que tanto necesité de apoyo y compañía, motivo por el cual te estaré más que eternamente agradecido.

Eres mi ángel de guarda, algo más que un amigo, y ahora que lo he descubierto sé que te quiero con todo mi corazón, y que quiero estar el resto de los días de mi vida a tu lado.

Nunca encontraré la manera de devolverte todo lo que has hecho por mi, por ese motivo quiero dedicarte estas palabras de amistad que tanto significan para mi.