Feliz viernes, amor

¡Feliz viernes, mi amor!

El viernes es un día muy especial, durante toda la semana pasamos cada día y cada minuto pensando en que cuando llegue este día tan especial, podremos hacer lo que queramos con nuestro tiempo, disfrutarlo, gozarlo y sentirlo como propio. Así que, sin más dilaciones, nos pasamos la semana fantaseando con que cuando llegue será épico, ya que llega el sábado y el domingo que hemos planeado. Y, en esta ocasión, es incluso mucho más excitante, pues hemos planeado un fin de semana juntos, para nosotros. Por eso hoy quiero despertarte con esta carta de amor que te lanzo, con un  viernes maravilloso que, cuando termine, será el mejor día de todos, pues nos veremos lejos disfrutando de nuestro amor. De tanto amor que no seremos capaces de distinguir nada más. Así que espero que hoy trabajes tranquilo, yo me pasaré el día con la cabeza en las nubes, en un lugar mejor en le que nadie debe estar, salvo tú y yo. Y cuando podamos salir por la puerta y disfrutar de nuestro tiempo, saldré corriendo a recogerte, para estar contigo. Este fin de semana es nuestro, es para nosotros, para que los tengamos siempre unidos. He planeado cada momento, cada segundo con diversión y quiero que tú también la sientas. Ya verás como serán los  mejores días de nuestra vida, hasta que venga otro que lo iguale, pero que no lo supere. La vida es una sucesión de días, de fines de semana, de viernes juntos que no me quiero perder. Ya verás como cuando llegue el domingo tendrás una nostalgia que no sabrás donde meterla, ya lo sé. Pero n pasa nada, pues el próximo viernes nos encontraremos de nuevo, de frente y disfrutaremos de nuestro más profundo amor. Te lo prometo, amor.