Ha pasado mucho tiempo

134

Querido amigo:

Quizás al leer mi nombre has sido capaz de recordar quién soy, sin embargo, me gustaría refrescarte la memoria por si acaso, pues no quiero que estas palabras puedan sonar de manera equivocada.

Soy tu buen amigo de la infancia, aquel con el que pasaste tantas y tantas horas jugando como si el mañana no tuviera importancia, aquel que vivía en tu misma calle, y aquel quien siempre iba a tu casa para disfrutar de las deliciosas meriendas que tu madre, a quien sigo adorando en mis recuerdos, nos preparaba.

Pese a que han pasado muchas años, en mi memoria siempre has estado presente como una de las personas que marcaron mi vida desde mi más tierna infancia, pues no existe un solo recuerdo de cuando era tan solo un niño que no haya estado relacionado contigo.

Me pongo en contacto contigo por que me gustaría recuperar el contacto, y saber que ha sido de ti y cuantas aventuras has vivido desde que nos separamos, por que desde niños hemos sido como almas inseparables y fue muy duro tener que separarme de ti por obligación.

Una amistad verdadera, como la que los dos compartimos desde nuestra más tierna edad, es algo que siempre se conserva para toda la vida, por ese motivo quiero decirte que estaría encantado de saber donde vives ahora y si en alguna ocasión podríamos encontrarnos en algún lugar para rememorar tiempos pasados.

Espero que una sonrisa de felicidad y de añoranza se dibuje en tu boca al recordar todos los bellos momentos que relato en mi carta, por que para mi ha sido también un placer recordarlos mientras te escribía.

Mi buen amigo, espero que la vida nos brinde la oportunidad de volvernos a unir como antes, pues echo en falta un amigo de verdad como tu.