Historia de un amor eterno

222

Como de una profecía que una bruja escribió,

mi corazón fue tuyo, desde nuestro primer encuentro.

Tan solo de un segundo pude necesitar,

para saber que por el resto de mis días yo te iba a amar.

Una fuerza terrible que a tu lado me lleva a estar,

a cuidarte, y a estar contigo, para verte disfrutar,

tus besos son el aire que me ayuda a respirar,

y me hace saber que lo más importante es tu felicidad.

Un extraño me dijo hace mucho tiempo atrás,

que una mujer como tú conocería, para amarla por siempre jamás.

Un sueño convertido en realidad por el que he dado todo lo mejor de mí,

estando a tu lado sin miedo, descubriendo todo aquello que una vez yo fui.

Te amo, y quiero estar toda mi vida, por siempre junto a ti.