La vida no se detiene

201

En días como los de hoy me gustaría tener una máquina del tiempo para poder congelar los momentos más felices, pues sé que ahora, la época que estoy viviendo, va a ser la más feliz de toda mi vida, pues un amor como el que nunca conocí está a mi lado, y mi familia me recuerda cada día lo afortunado que soy.

Sin embargo, no vale la pena perderse en sueños de congelar el tiempo pues, por que el presente es lo importante, el pasado nunca volverá y el futuro no es más que una ilusión que tan solo existe en la mente de los seres humanos. Por eso valoro tanto el ahora, y lo que puedo tocar con mis manos, pues sé que la felicidad que disfruto es algo que jamás volveré a sentir con la intensidad de ahora.

Hoy, no es un día cualquiera, por eso estoy escribiendo este texto tan sentimental. Celebramos el cumpleaños de mi amada, y no hay ni un solo momento en el que no pueda dejar de imaginar la cara que pondrá cuando descubra su regalo.

Ella me ha cambiado la vida por completo, a mejor, y quiero demostrarle que lo que siento por ella es algo que en lo más profundo de mi interior durará por toda la eternidad, por que cuando está a mi lado sé que no necesito nada más: mi alma se alimenta de su sonrisa.

Muy pronto, mi amor, te reunirás junto a mi, y podré decirte al oído que te amo y que quiero que este día sea inolvidable: uno de los más felices de toda tu vida.

Espero que puedas cumplir muchos años más a mi lado, por que juntos, es la mejor manera de dejar pasar el tiempo.

Muchas felicidades: te quiero mucho.