Los chicos no lloran

183

Existe un gran tópico en nuestra sociedad que dice que los chicos no lloran, que los chicos son fuertes, son rudos, y que sus corazones son capaces de superar cualquier dolor al que se enfrenten.

Quiero romper una lanza, hablar claro y sin miedo, a los cuatro vientos, para que todo el mundo sepa que los hombres, que los chicos, y que incluso los niños sufren por amor, y que sus corazones son delicados como una flor en invierno, por lo que se merecen el mismo respeto que el de una mujer, y es que los chicos sin lloran, sobretodo, cuando se trata del amor.

Me han roto el corazón y no se como expresar que lo que siento se está llevando mi vida, mi felicidad, mi esperanza, y hasta mis ganas de vivir, por que cada día que pasa su ausencia se clava en lo más profundo de mi alma y me hace saber que tan pronto como oiga su nombre de nuevo volveré a caer entre las lágrimas más amargas que jamás nadie derramó.

Los días pasan cada vez más lento y su ausencia se hace lejana y difusa, como si no hubiera ninguna razón para seguir sin su amor, sin poder escuchar su voz, sin sentir su respiración junto a la mia.

¿Será el amor siempre así?, rompiendo mi alma una y otra vez, por que no estoy dispuesto a arriesgar ni una sola vez más.

Necesito saber que hay alguien ahí que está dispuesto a luchar por mi amor, por estar por siempre a mi lado y a darme todo el cariño que necesito, durante todos los días de mi vida y sin echarse atrás.

El amor es un arma de doble filo que no he sabido manejar, pero el tiempo me ayudará a comprender todos los errores que he cometido.