Para el amor de mi vida

Para el amor de mi vida no tendría ni palabras para escribir porque algo tan fuerte como el amor no se puede expresar de una forma fácil, de una forma sencilla. Por eso espero que lo tengas en cuenta y que aprecies estas lindas palabras que redacto desde mi corazón.

amorEsto va dedicado a ti, al amor de mi vida, al amor que conquistó mi corazón nada más verme y que sigue haciéndolo día tras día.

Me acuerdo de cómo me desperté el día en el que nos conocimos. Me acuerdo y aún puedo sentir en mi piel, en mis huesos, la depresión y tristeza que albergaba mi mente esos días, esa semana. Todo era negativo, pero lo mejor de mi vida apareció más tarde. No sé si fue el destino, si fue Dios, o si simplemente fuimos nosotros con eso de que los polos se atraen. Dos personas distintas que acabaron por conocerse y gracias a Dios que acabaron por conocerse… porque vaya placer. Me acuerdo que cuando te conocí algo pasó en mi interior que me puse de una forma un poco tensa. Quizás hasta antipática mi forma de ser hasta que me di cuenta de que era miedo, miedo porque me gustabas mucho.

Empezamos a hablar más a salir y creo que en un momento dado fuimos los dos los que nos dimos cuenta de que algo importante podía pasar y de que podríamos forjar algo más que una amistad, todo eso empezando con un beso, un simple beso que supuso mucho. Supuso mucho porque fue el momento en el que empezó nuestra relación, empezó el amor que a día de hoy aún sigue en pie y que espero que sea eterno. Me encantas de verdad y cuando escribo esto me dan ganas de llorar de felicidad.

Todo mi entorno me era suficiente hasta que te conocí, que es cuando sentí que necesitaba dar un paso más. No alejarme de mi gente del momento, sino ampliar mi familia, empezar un nuevo camino con alguien y quién mejor que tú, la persona que me protegió desde el minuto uno y que me hizo sentir cosas que nunca antes había sentido.

El-Buen-Amor.-Con-Nube-De-María.Quizás fueron los sentimientos, el feeling y las sensaciones. También lo carnal tuvo mucho que ver, pues tus besos, tus caricias o tus simples manos y abrazos causaban un efecto hipnotizante sobre mi. Todavía lo sigue haciendo y con tan sólo sentir tu voz cerca de mi oído, cerca de mi cuello… me pongo a temblar.

Tus caricias son mis caricias y tus besos son mis besos. Todo lo tuyo es mío y al revés, porque compartimos todo y nos contamos todas las gracias o cosas tristes que nos pasa en la vida. Porque eso es lo que hay que hacer, estar a las buenas y en las no tan buenas. Tú eres así y sostienes mi vida como un pilar clave, sino el que más.

Te quiero muchísimo y me alegro de haberte conocido y de haberme atrevido a dar el salto y no resguardarme en un caparazón. Eres el amor de mi vida, la inspiración de mi mente y la voz en mi corazón. Eres la persona que me llena el alma y que me ilumina los días. Te quiero muchísimo, no lo olvides nunca amor.

El amor por ti, como has podido ver, es muy fuerte, es muy potente y me llena de felicidad saber que es correspondido. Te quiero con todo mi corazón.