Pero te quiero

pero te quiero

 

Me da miedo a veces expresar mis sentimientos y mucho más hacerlo por escrito. Escribir cartas de amor es un recurso, un medio en el que todo queda plasmado y aún estando enfadados, se remarca lo que uno siente por el otro. Siempre me ha dado corte hacer estas cosas pero creo que ha llegado el momento en el que debería de dar un paso más y ser valiente. Por mucho miedo o cobardía que pueda tener… nada ha de detenerme para decirte que te amo. A veces nos enfadamos, discutimos, pero te quiero.

Pero te quiero tanto que es inevitable tener que dar pasos como este, quitarse el caparazón de encima y mostrar o reflejar lo que de verdad sientes por esa persona que te vuelve loco. No quiero dejarte marchar, no quiero perderte. Quiero que siempre estés para mi cuando puedas y de forma desinteresada, porque eso demuestra que sientes amor. Me gusta estar contigo y dejar tus alas a volar, me gusta acariciarte y verte sonrojarte. Me encantas, de verdad te lo digo.

Ha llegado un punto en el que me da igual publicar esto, que todo el mundo lo lea o que tus amigas se enojen. Pero es que me tienes encandilado hasta los huesos. Eres la persona que ha nacido para estar a mi lado porque creo que nos complementamos a la perfección. Ojalá pudiese pasar el resto de mis días a tu lado, porque te amo, porque te quiero, porque bailaría contigo bajo la luna, bajo un manto de estrellas o hasta en el mismísimo infierno.

Porque ya no quiero pasar más tiempo sin decirte o dejarte bien claro lo mucho que te amo, lo tanto que me importas y todo lo que supones en mi vida, tanto cuando estás delante de mi como cuando estamos distanciados. Ahora mi vida tiene otro rumbo distinto, ya no ando a la deriva y es una sensación que me gusta, pues me siento protegido, acompañado, arropado por ti. Por muchos momentos malos que pasemos, este texto siempre servirá para recordarte lo mucho que te quiero. Te amo.