Te llevo en mi corazon

Me gusta pensar muchas veces, o imaginarme, que voy a verte. No sé la verdad en qué lugar, circunstancia o momento. No sé si será hoy o  mañana, quizás en unos meses o en alguna otra vida, pero te veré. No tengo claro si seremos niños, ancianos o jóvenes, tampoco si lo haremos en forma animal o humana, en cielo o tierra. Lo único que quiero es verte de cualquier modo, que nuestros caminos, que nuestros destinos vuelvan a coincidir. Sólo con pensar en eso me pongo nervioso y me entra una pequeña ilusión bajo esta penumbra en la que estoy sumido. Porque te llevo en el corazón, y quiero que lo sepas.

No pasa ni un día en el que no piense en ti, desde que la noche cae ya me pongo triste.  Veo pasar los días, las experiencias, las risas, los momentos… y no tengo tu amor, no lo comparto contigo. Antes todo sabía el doble de bien porque lo compartía a tu lado, estábamos juntos y ahora no puedo más que llorar. Soy amigo tuyo y te puedo dar el amor que está en mi mano, pero ahora ya no estás aquí, entre nosotros, y no puedo parar de pensar en ello. Sólo te pido una cosa, que allá donde estés, no te olvides de mí pues te quiero con el alma y te llevo en lo más profundo y sincero de mi corazón.

Estas palabras son delicadas, no me gusta escribir así, de esta forma tan triste, tan melancólica, tan….desesperada. Pero es que necesito oír tu voz, saber que estás ahí de una forma  u otra, y es lo que sueño al escribir estas palabras. Quizás pueda pensar que es mi mente, pero prefiero pensar que no, que eres tú desde el otro lado.

Te llevo en mi corazón cariño, porque contigo he vivido los mejores años de mi vida, las mejores experiencias y al final hay que quedarse con eso, con lo bueno. Somos algo pasajero en este mundo y ya me tocará a mí, así que mejor recordar lo bueno y dejarse de penas. Te echo de menos y te llevo en mi corazón.