Te prometo

Mi amor, quiero que sepas todo lo que hoy te prometo:

Desde hace un tiempo sé que ya no me tienes en el mismo nivel que antes, que no me miras igual, que no me quieres igual, incluso, por lo que hice. Sé que es muy difícil perdonar lo que hice, que es casi imposible que, al pedírtelo me dijeras que sí, que lo harías, y yo fui una mujer afortunada al saber que me seguías queriendo y que me perdonabas todo esto que te he hecho. Pero si tu prometiste, en aquel momento, que me perdonarías todo lo hecho, ahora no entiendo bien tu actitud. ¿Por qué me sigues tratando así? Yo lo comprendí durante los primeros días, los primeros meses y durante todo este tiempo desde que me confesé contigo.

Es como si tú creyeras que yo me merezco desplantes y malas palabras, pero no es así. Todo el mundo se equivoca y no va a ser de otra forma conmigo. Yo te pedí perdón, te conté la verdad y todo salió a la luz pronto. También te prometí que nunca más volvería a pasar y tu lo aceptaste. Ahora no entiendo bien tu forma de ser, tu forma de actuar contigo, que es mezquina y malvada. No se lleva así una buena relación.

Así que esta carta es para pedirte que cambies tu forma de ser y para prometerte varias cosas: yo no volveré a hacerlo, aunque eso ya lo sabías, pero también te prometo poner una sonrisa cuando tu no lo hagas, también que a tu lado soy feliz y sé que tú también. Hemos sido muy felices y volveremos a serlo, así que solo tenemos que poner de nuestra parte, para ser otra vez uno y una pareja tan magnífica como siempre. No lo olvides, nuestra felicidad depende de que tú  vuelvas a tu ser.