Te quiero, pero como amigo

Mi muy querido amigo, tengo que hablar contigo:

Desde hace tiempo veo que tu actitud ha cambiado, conmigo ya no eres igual que antes y, aunque yo intento en cada momento que nuestra relación siga igual, parece que todos mis esfuerzos son pocos y que no consigo que nada salga bien, que nuestros momentos a solas parezcan incómodos, cuando antes eran maravillosos. No sabía que había pasado, así que me senté a pensar y le di mil vueltas, ya que solo había una solución a esta incomodidad, a esta sensación que no es igual ya entre nosotros. Antes éramos los mejores amigos y ahora parecemos dos desconocidos, nerviosos, sin saber qué decir o cómo actuar. Sin saber nada de nada el uno del otro.

Hasta que al final me di cuenta: creo que quieres tener algo más conmigo. Creo que con el tiempo juntos, te has enamorado de mí y cree que podríamos tener algo más que una amistad. Y lo siento tanto, jamás creí que esto pudiera pasar, ya que yo no puedo pensar en ti nada más que en como un hermano, como alguien de mi familia, con quien pasar el tiempo y con quien disfrutar de la vida. Pero no como en una pareja, para  nada. Lo siento, no puedo pensar en besarte o abrazarte. La vida que quiero para nosotros se basa en una preciosa amistad, pero no en una relación de amor profunda. Yo tengo pareja y tú también, así que no podemos llegar a algo más. Por respeto a ellos, pero también por nosotros, que solo podemos  ser amigos sin más. La verdad es que nunca me lo había  planteado y hacerlo me ha dolido. Solo somos amigos y nada más, tenemos que ser así, ya que i corazón no quiere más. Así que volvamos a lo de siempre, amigo.