Nadie como tú

141

Podría regalarte más de mil rosas rojas,

para ver, ¡coqueta!, como te sonrojas.

Eres ese regalo que siempre he esperado,

y que definitivamente, me ha conquistado.

Tu gracia, la quiero siempre de mi lado,

estoy como un niño, ¡tan enamorado!.

La flor más bella de mi jardín,

mi estrella, que me llevará hasta el fin.

Me siento tan agradecido por tenerte,

que tan solo sueño con poder amarte,

cada día disfrutarte,

y de mi mano eternamente: llevarte.

¿Darte las gracias por este amor despertar?

¿Como podría?, me has hecho emocionar,

el sentimiento más bello que jamás podría experimentar,

y que ha conseguido, con los ojos abiertos,

hacerme soñar.

No sé como hablar, como expresar,

todo lo que tu corazón me va a dar.

Una vida mejor, a tu lado, va a cambiar.