Eres la mejor madre

166

Querida madre:

Desde que era tan solo un niño, tu has sido mi inspiración, me has transmitido las mayores ganas de vivir y de continuar hacia adelante, una esperanza basada en el futuro que hace que te conviertas en el sol que ilumina y llena mis días de luz.

Me gustaría dedicarte las palabras más dulces, por que aunque me esté convirtiendo poco a poco en alguien adulto, quiero que sepas que sigues siendo una de las personas más importantes y que te quiero con todo mi corazón.

Gracias por haberme dado la mejor educación, y el mejor de los cuidados.