Feliz día del amigo

¡Hola mi querido amigo! ¡Hoy es tu día!

Mi muy querido amigo, en mi vida siempre he dicho que tú eras un pilar maravilloso que me deja ser quien soy y que siempre me apoya en todo momento. Amigo mío, si ti no hubiese sido jamás la misma persona, ya que has conseguido que nuestra amistad sea algo increíble, algo que siempre me hace mirar hacía adelante con mucha alegría.

Estar contigo en el día del amigo es un regalo y muchas gracias por dejarme estar contigo en un momento tan genial. Sé que para ti nuestra amistad también es muy importante, es algo que hemos forjado juntos, durante mucho tiempo, gracias a pasar un buen rato, a ser nosotros mismo y a conseguir un gran equilibrio entre mi forma de ser y la tuya, entre tu paciencia y mi locura. Siempre he creído en ti de una manera casi mística, no  creo que seas solo un amigo, sino casi como mi hermano, como parte de mi familia, como alguien que siempre ha confiado en mí, en mi forma de ser y en todo lo maravilloso que es encontrar una familia donde antes no había nada. Nuestra amistad va mucho más allá, sé que en el futuro, cuando hagamos nuestras propias familias, también las uniremos, como primos y como hermanos, para que nunca se dejen de querer como nos hemos querido nosotros.

Así que, amigo mío, sé como eres, nunca cambies, sé siempre una personan tan maravillosa como siempre has sido, piensa a lo grande, siempre podremos estar en una buena situación utilizando tu ingenio y tu forma de ser. Eres genial, y no dejes que nadie te diga nunca lo contrario, mienten. Y también quiero que seas feliz, muy feliz y que sepas que siempre estaré contigo, en cada momento de tu camino.