Mis mejores deseos

mis-mejores-deseos

Mis más queridos amigos.

Hoy he decidido escribir esta carta para vosotros en un día tan especial. Sé que siempre he estado con vosotros, aunque sea en la distancia y con mensajes, pero que mis dos mejores amigos hayan acabado juntos es como un gran regalo que no sé a quién agradecer… ¡a vosotros, sin duda! Ha sido una grata sorpresa y, sobre todo, lo mejor que me ha pasado en tiempo. Aunque ahora nuestra alegría es mucho mayor con lo que está por venir.

Nos hemos criado los tres juntos, hemos tenido andanzas y hemos pasado por momentos increíbles. Entiendo que creyerais que me podría ofender o pasarlo mal, pues con vosotros juntos, me puedo sentir un poco sola. Pero nada de eso, amigos míos, me alegra vuestra felicidad como si fuese la mía y, debo deciros, que tampoco ha sido una sorpresa, algo me imaginaba ya. Lo que importa en estos momentos no soy yo, sois vosotros y vuestra alegría, que espero que sea la mejor, la más bonita y la que nos hará estar más unidos que nunca. La alegría nos invade a todos y os doy las gracias por hacerme partícipe de ella.

Una amistad no es nada si no nos queremos todos, y ahora podemos compartir mucho más. Estoy contenta y creo que nadie puede dudarlo. Por eso quiero que sepáis que estas palabras son para vosotros, para vuestra felicidad, para que nada en el mundo nos separe u os separe a vosotros, también, ya de paso. ¡Que vuestra relación dure todos los años que nos quedan y que nuestra amistad lo vea! Sed felices y creed en vosotros mismos, no hay personas mejores para estar juntas y sé que nos vamos a dar muchas alegrías. No os olvidéis de mí, yo nunca lo haré.

Me despido con un beso.