Soy celosa

 

No me considero celosa desde nacimiento, pero sí desde que me he dado cuenta de que me gustas más que un tonto al lápiz. Ahora pienso algo que nunca había llegado a pensar antes, que lo que es mío, es mío y punto. Soy celosa, lo soy y mucho, todo me da celos y es que mi amor por ti crece de una manera tan desmesurada que hasta algo tan básico como es querer y sentirte bien, me cuesta a veces por miedo a perderte.
Es que estoy orgullosa de ti, por eso cuido lo que es mío. Si te fijas, de pequeño cuando quieres mucho a tus juguetes, tampoco los prestabas, tampoco los dejabas tocar a nadie. Eso me pasa contigo… A veces me molesto sin razón alguna o me pongo como una loca, pero que sepas que es porque te quiero con locura y a veces tanto amor no me deja pensar con la suficiente claridad.
Hay algo que me encanta de mi suegra, de hecho es casi lo único que amo de ella. Y eso es… su hijo. Por ti lo dejo todo, por ti vuelo, por ti me tiro por un puente. Parezco un poco loca de la cabeza o fanática pero es que… me llevas por el camino de la felicidad, de la gloria, del éxito tanto sentimental como el de la vida en general.
Yo sé que tengo mis defectos, soy totalmente consciente de ello pero es que… me cuesta mucho estar a tu lado y mantenerme alejada de obstáculos que van surgiendo, como otras mujeres que se te insinúan o te miran con una mirada pícara en búsqueda de una respuesta recíproca. Me gusta cuidar lo que tengo, lo que aprecio, y esa es una de mis mayores virtudes que no puedo ni quiero cambiar.

En definitiva, soy celosa, pero por una razón normal y buena, por el amor que te profeso. Me tienes tan enamorada hasta las trancas que no veo una vida, un futuro, sin ti a mi lado. Te quiero mucho amor, este texto es para ti y sólo para ti. Un beso.